Productos: Clasificación y Características

productos

¿Conoces la definición y origen de los productos y servicios que venden las estrategias de mercadeo? No te preocupes si tu respuesta es negativa porque hoy en OpimoBiz te enseñaremos cuál es su clasificación para que logres identificar a que grupo pertenece el tuyo y cómo establecer tu estrategia publicitaria en base a ello.

Entonces primero que nada, ¿Cuál es la finalidad de la existencia de un determinado producto o servicio? Seguramente te has quedado un rato pensando y has llegado a la misma conclusión que nosotros: Brindar solución a cualquier problema generado en la vida de cualquier persona. Y para que esto se traduzca en un negocio exitoso para ti, debe solventar una situación específica de tu cliente, debe ser factible desde el punto de vista tecnológico y tiene que ser económicamente viable.

Tal vez podría parecerte innecesario prestarle atención a los tipos de productos existentes pero te sorprenderá lo mucho que pueden mejorar tus estrategias de marketing cuando reconoces según el producto que ofreces, la necesidad inmediata de los consumidores y el presupuesto de costos adecuado para competir con los demás sin morir en el intento.

Es por esto, que mientras más familiarizado te encuentres con la categoría de tu producto, mejor preparado estarás para comercializarlo.

productos

Clasificación de Productos

Producto de Conveniencia

Son aquellos que los consumidores quieren comprar con la menor dificultad y esfuerzo físico posible.

Entonces, se trata de los productos que  los clientes ya saben lo que quieren y, además, suelen haber comprado el producto con anterioridad, y sobre todo, no quieren dedicar un tiempo considerable a realizar una nueva y alternativa búsqueda.

Son los bienes que el cliente suele comprar con frecuencia, de manera inmediata y con un mínimo de esfuerzo. Una gran cantidad de productos, por supuesto, pertenecen a este grupo. Ejemplo: leche, jabón, shampoo y otros productos de bajo costo.

Producto de Compra

Los bienes de compra son aquellos de consumo en los que el cliente, en el proceso de selección y compra, compara cada uno de los tipos de producto, sobre bases tales como idoneidad, calidad, precio y estilo.

Este tipo de productos se compran con poca frecuencia, ya que son compras planificadas y, además, los usuarios comparan cuidadosamente cada marca. Los consumidores dedican mucho tiempo y esfuerzo a obtener información y realizar comparaciones antes de realizar cualquier transacción.

En esta categoría se encuentran por ejemplo, los refrigeradores, televisores, lavadoras y entre otros más.

Producto de Especialidad

Los tipos de producto especializados se caracterizan por ser capaces de mantener una fuerte preferencia y lealtad de marca, un esfuerzo de compra especial, poca comparación de marcas y/o sensibilidad con relación al precio.

Este tipo de productos incluyen aquellos bienes de consumo con características únicas o identificación de marca, para los cuales un grupo significativo de compradores, está habitualmente dispuesto a realizar un esfuerzo de compra especial.

Los factores más importantes que distinguen los tipos de productos de especialidad frente a otros productos, son su alto reconocimiento de marca y el grado en que los consumidores lo buscan para obtenerlo.

Como por ejemplo, los trajes para eventos especiales, alimentos saludables, componentes de alta fidelidad, equipo fotográfico, etc.

Producto no buscados

Los productos no buscados son aquellos productos de consumo, cuya existencia desconocen los consumidores.

Este tipo de productos son bienes que los clientes potenciales aún no quieren o no saben que pueden adquirirlos. Por lo tanto, no los buscan en absoluto. Los consumidores probablemente no comprarían estos productos si los vieran, a menos que la promoción publicitaria logre mostrar su valor.

Los ejemplos de los tipos de productos no buscados, incluyen los seguros de vida, los viajes no planificados, nichos en los cementerios, etc. Esto quiere decir, que los productos no buscados necesitan publicidad agresiva y venta directa por parte de la marca.

Bienes y Servicios

Son objetos, mercancías y actividades que buscan satisfacer necesidades muy específicas. Entonces a diferencia de la compra de un producto, a pesar de cubrir tu necesidad inmediata, no adquieres la propiedad del mismo.

Así que podría tratarse de hacer uso de un producto para cumplir con la misma finalidad pero es importante diferenciar un bien de un servicio.

Por ejemplo, un carro funciona para satisfacer la necesidad de transportarnos. Si tú como consumidor, compras el carro, entonces solventas la situación y además te vuelves dueño del bien. Pero si por lo contrario, contratas un transporte, pudiese tratarse del mismo tipo de auto pero en ningún momento te conviertes en su propietario, sólo realizaste la contratación de un servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main Menu